2016/17

2016/17

miércoles, 28 de septiembre de 2016

BORUSSIA M´GLADBACH 1-2 BARÇA. 2 JORNADA CHAMPIONS-LEAGUE

El Barça sufre como un campeón en el Borussia Park

El Barça supo sufrir y rectificar en el Borussia Park para ganar (1-2) y quizás recuperar definitivamente a Arda Turan. De propina, queda como líder en solitario del grupo C

Vea las mejores imágenes del Borussia M'Gladbach - FC Barcelona SPORT.es
FICHA TÉCNICA

CHAMPIONS LEAGUE 2016/17

JORNADA 2

BORUSSIA M'GLADBACH

Sommer; Korb, A. Christensen, Elvedi, Wendt; Kramer, Dahoud;Traoré, Stindl (c) (Hahn, 83'), T. Hazard (Herrmann (79'); y Raffael (F. Johnson, 48').

FC BARCELONA

Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic (Arda Turan, 59'), Iniesta (c); Paco Alcácer (Rafinha, 54'), Luis Suárez y Neymar.

GOLES

1-0, Min. 34, T. Hazard. Raffael se hace con un balón perdido por Busquets, avanza y abre a la izquierda para Dahou que filtra un pase para Hazard que fusila a Ter Stegen. 1-1, Min. 65, Arda Turan. Neymar envía una asistencia desde la media luna del área para Turan que se anticipa a Christensen y lanza un derechazo que deja paralizado a Sommer. 1-2, Min. 73, Piqué. Córner que lanza Neymar, Suárez dispara, Sommer no bloca y Piqué remacha a la red con la puntera de la bota.

ÁRBITRO

Damir Skomina (Eslovenia). Mostró tarjetas amarillas a Mascherano por un pisotón a Johnson (63'); a Piqué por un agarrón sobre Hazard (69'); y a Neymar por protestar (90'+1').

INCIDENCIAS

Borussia Park (54.000 espectadores).
Juan Manuel Díaz
28-9-2016 | 22:37 H.
El Barça logró un trabajado y valioso triunfo en el Borussia Park (1-2) forjado en su carácter de campeón y en la resurrección futbolística de Arda Turan. El premio, el liderato en solitario del grupo C tras el empate de Celtic y City (3-3).
El turco fue el parche para que Luis Enrique rectificara el planteamiento inicial frente a un Moenchengladbach vertiginoso y directo que se desinfló en la recta final cuando perdió a Raffael y su portero Sommer flaqueó.
Luis Enrique rompió los pronósticos. Ni Arda Turan, ni Rafinha: el Barça fichó a Paco Alcácer para ser el cuarto delantero y ese papel asumió en Moenchengladbach en ausencia de Leo Messi.
El resto de la alineación se ajustó a lo esperado. El matiz estuvo en la disposición táctica porque Neymar, con mayor libertad de movimientos de lo habitual, se situó por detrás de Luis Suárez y Alcácer.

IDA Y VUELTA

Por su parte, André Schubert ya dijo que habían aprendido mucho del 4-0 en Manchester y lo demostró con su planteamiento. Un bloque de siete jugadores atrás para que Stindl, Traoré, Hazard y Raffael pudieran explotar su velocidad y verticalidad. Ter Stegen solo tuvo un regreso a casa agradable en los prolegómenos.
A los tres minutos, el Barça supo de qué podía morir en el Borussia Park: una pérdida de balón de Luis Suárez derivó en una galopada de Thorgan Hazard. Su centro fue interceptado por Piqué con el codo. Un penalti que no quiso ver Skomina. A partir de entonces, Traoré, Stindl. Raffael y Hazard buscaron recibir a la espalda de la defensa blaugrana una y otra vez.
El Barça intentó apaciguar un partido de ida y vuelta amasando el balón en la zona ancha cuando el Gladbach se atrincheraba en su mitad de campo y poniendo la directa cuando robaba la bola.
No jugaron cómodos los blaugrana. Las aceleraciones del equipo de Schubert en cuanto superaba el círculo central partieron por la mitad a los blaugrana una y otra vez.

SEÑALES DE ALARMA

Andrés Iniesta tuvo momentos de clarividencia, Neymar interpretó su papel llegando al punto de penalti para rematar (7') o asistiendo a Luis Suárez (21') y el incombustible Luis Suárez peleó (reclamó un penalti a los ocho minutos), combinó y lanzó un zurdazo que lamió la cruceta (11'). También Ivan Rakitic aportó su capacidad para asistir (a Luis Suárez, 39'), y para llegar a la frontal y disparar (23').
En cambio, a Alcácer le costó encontrar su lugar y le faltó un punto de chispa en dos ocasiones que le birlaron Korb (21') y Elvedi (39'). Los carrileros, Roberto y Alba, tuvieron que estar más pendientes de defender que de atacar.
Y el tándem Piqué-Mascherano se tuvo que multiplicar para bloquear las apariciones al espacio de los estiletes del Borussia por las numerosas (y sorprendentes por poco habituales) pérdidas de balón de Busquets y Neymar en el eje.

GOLPE LETAL

El sistema saltó por los aires en el minuto 34 con el 1-0 del Gladbach. Busquets perdió la enésima pelota en el mediocampo, Raffael galopó por el eje y abrió a la izquierda a Dahoud; este vio el hueco para filtrar un pase sutil hacia Hazard que fusiló a Ter Stegen.
El Barça fabricó otra buena ocasión de gol en un pase en profundidad de Rakitic que Luis Suárez remató en semitijera y Sommer rechazó (39'). Pero cuando Skomina señaló el descanso, la sensación era de que eran los blaugrana los que necesitaban un tiempo muerto para comprender cómo lo había desbordado el Borussia con su movilidad y su verticalidad.

ENTRAN RAFINHA Y TURAN

El Barcelona tuvo un respiro en el arranque del segundo tiempo cuando se retiró Raffael, lesionado. Luis Enrique también puso de su parte: Hizo que Alcácer se situara en la banda derecha en los minutos que siguió en juego hasta que Rafinha entró en su lugar (54').
Cinco minutos después 'Lucho' relevó a Rakitic por Arda Turán (59') con la clara intención de rellenar el mediocampo e intentar recuperar el dominio de esa zona y conectar con los aislados Neymar y Suárez.
Los dos cambios sirvieron para zurzir el mediocampo blaugrana y así llegó el gol del 1-1 (65') de Arda Turan. Neymar, desde el balcón del área, envió un pase mágico para Arda que se anticipó a Christensen. El turco lanzó un zapatazo que el paralizado Sommer se comió bajo los palos de su portería.

LA PASIÓN TURCA

El Barça recuperó su identidad con los cambios y la confianza con el gol del empate. Desbocado Arda Turan, el turco pareció vivir su renacimiento como futbolista de élite y resultó decisivo en la reacción del equipo.
Mientras, Gerard Piqué volvió a probar su peso específico en el equipo al remachar el 1-2 (73') como un 'cazagoles' en un córner lanzado por Neymar. Sommer no blocó el disparo de Luis Suárez y Gerard no perdonó.
En el último cuarto de hora el partido se abrió en una sucesión de duelos uno contra uno por todo el campo, con el Borussia necesitado de salvar un punto y con el Barça incapaz de imponer un mínimo de pausa.
Uno y otro equipo rondaron la portería rival pero sin suerte ni criterio y el Barça fue el gran beneficiado pues se llevó tres puntos de oro. Se reafirma como líder del grupo C tras el empate entre Celtic y Manchester City (3-3) a la espera del doble duelo con el conjunto de Josep Guardiola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario