2016/17

2016/17

miércoles, 23 de noviembre de 2016

CELTIC 0-2 BARÇA. JORNADA 5 CHAMPIONS LEAGUE.

Con Messi sí que hay Paradise para el Barça

Leo lideró el triunfo frente al Celtic con su fútbol genial y omnipresente

Los blaugrana se aseguran su presencia en el sorteo de octavos del 12 de diciembre

Leo Messi celebra el 0-1 en el Celtic - Barça de la Champions 2016/17
Leo Messi celebra el 0-1 en el Celtic - Barça de la Champions 2016/17 | Ignasi Paredes
El Barça ya está en los octavos de final de la Champions tras su triunfo ante el Celtic (0-2) en 'The Paradise', el sobrenombre con el que los 'Celts' denominan a Celtic Park.
CELTIC
0-2
BARÇA

CELTIC FC

Gordon; Lustig, Simunovic, Sviatchenko, Izaguirre; Armstrong (Roberts, 71'), Brown (c), McGregor, Rogic (Bitton, 64'), Sinclair (Forrest, 46'); y Dembélé.

FC BARCELONA

Ter Stegen; Sergi Roberto, Mascherano, Piqué (Marlon, 72'), Jordi Alba (Digne, 65'); Rakitic, Busquets, André Gomes; Messi (c), Luis Suárez y Neymar (Arda Turan, 76').

GOLES

0-1, Min. 24, Leo Messi. Neymar asiste en profundidad desde el pico del área para el argentino que deja botar el esférico y remata de primeras un zurdazo seco, ajustado y raso. 0-2, Min. 55, Leo Messi. Penalti de Izaguirre sobre Luis Suárez que lanza el argentino con un zurdazo a media altura y por el centro de la portería.

ÁRBITRO

Daniele Orsato (Italia). Mostró tarjetas amarillas a Sviatchenko (23') por agarrar a Messi; a Jordi Alba (41') por una entrada por detrás a Sinclair; a Neymar (70') por un pique con Lustig; a Lustig (70') por un pique con Neymar; a Armstrong (87') por derribar a Messi; y a Rakitic (88') por agarrar a Forrest
.

INCIDENCIAS

60.000 espectadores.
Un 'Paraíso' en el que reinaron los blaugrana gracias al regreso del 'D10S' Leo Messi. El genio de Rosario confirma la 'messidependencia' barcelonista; cuando está y especialmente cuando no juega (Barça-Málaga, 0-0).
El Celtic situó sus líneas muy arriba para intentar que el Barça tuviera el balón lejos de los dominios de Gordon. No fue una presión asfixiante, pero sí relativamente efectiva pues estiró mucho las líneas blaugrana.

APUESTA ANDRÉ GOMES

En este sentido, la apuesta de Luis Enrique por un jugador de tranco largo y grandes recorridos, André Gomes, se confirmó como acertada, pero no hubo rastro del Barça de toque y juego posicional.
A día de hoy, mientras no regrese Andrés Iniesta, el Barça es la solidez de Gerard Piqué, la inteligencia táctica de Busquets y la genial omnipresencia de Leo Messi que se movió por todo el campo, reencarnándose en el centrocampista perfecto, el mediapunta ideal, el extremo de diez... al pasar por cada demarcación.

LA COZ DE BROWN

Dio la impresión de que la coz que le propinó Scott Brown en el minuto 8 activó a Messi quien a partir de entonces protagonizó todas las jugadas de ataque barcelonistas hasta conseguir el gol. Fue una conexión mágica con uno de sus socios privilegiado, Neymar. El brasileño envió al espacio desde el pico del área y el argentino empalmó un zurdazo seco, a un palmo de suelo y ajustado al poste. Messi establecía el 0-1 en el minuto 24.
El Celtic apenas enseñó los dientes en un par de llegadas por banda de Sinclair en las que buscó a Dembélé, pero Mascherano neutralizó la primera concediendo un córner (7') y en la segunda se había metido en fuera de juego cuando recibió de Brown.

UN CELTIC MELLADO

El capitán del Celtic también reclamó una mano de Piqué en la frontal... poco bagaje ofensivo pese a la intensidad de los jugadores de Brendan Rodgers, que no tiraron a puerta hasta el minuto 36 por medio de Dembélé. Ter Stegen paró en dos tiempos.
No hubiera sido justo que marcara el Celtic pues el Barça dispuso de muchas ocasiones para sumar, en especial en el minuto 41 cuando una nueva genialidad de Messi, esta vez actuando de extremo derecho, acabó con un centro al área que Luis Suárez cabeceó con intención. Ya se cantaba el gol cuando Gordon sacó una mano excepcional que evitó el segundo.

Despistes peligrosos

El Barça empezó el segundo tiempo un tanto perezoso y relajado en defensa. El Celtic, que había relevado a Sinclair por Forrest, se aprovechó de los despistes para intentar el empate. McGregor, tras una pérdida de balón absurda de Sergi Roberto, y el propio Forrest pusieron a prueba a Ter Stegen que neutralizó el peligro.
Por suerte, Messi seguía conectado y estiró del equipo para sacarlo de su área. En una de estas acciones Luis Suárez fue derribado por Izaguirre en el área y Leo se encargó de convertir el penalti en el 0-2 en el minuto 56 con un lanzamiento duro y centrado.

INTENSO, PERO SENTENCIADO

Tras el gol, el Barça se vio abocado a una última media hora intensa pues el Celtic no se dio por vencido aunque el marcador estaba sentenciado.
Luis Enrique dio relevo a Piqué y Alba, recién salidos de sendas lesiones, y a Neymar Junior que a la búsqueda de la tarjeta para 'hacer limpio' se obcecó en un pique con Lustig que le supuso una pitada monumental cuando lo suplió Arda Turan.
Más allá del 'vacile' de 'Ney', el brasileño dio una lección de que no le afectan, al menos a nivel profesional, las andanadas de la Fiscalía por el caso DIS. Su asistencia en el primer gol y sus uno contra uno fueron determinantes, y en el minuto 67 sirvió a Messi para que Leo sumara el tercero, pero su chut salió desviado.

LUIS SUAREZ NO SENTENCIA

Luis Suárez tuvo la sentencia en dos acciones pero los remates del uruguayo acabaron en los postes. En la primera le señalaron fuera de juego (57') pero en la segunda (84') su posición era legal.
Asegurada la clasificación para el sorteo de los octavos de final y como primero de grupo gracias al 1-1 entre Borussi y City, y con la guinda de que Rakitic también cumplirá el partido de sanción ante el Borussia, el Barça debe ahora centrarse en recuperar a Andrés Iniesta y su identidad. Es cierto que antes están la Real Sociedad y el Hércules, pero será muy importante de cara al clásico frente al Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario