2016/17

2016/17

miércoles, 20 de abril de 2016

DEPORTIVO 0-8 BARÇA. JORNADA 34

Luis Suárez lidera la borrachera goleadora del Barça al Deportivo

Luis Suárez, con cuatro goles y tres asistencias, fue la gran estrella del 0-8 contra el Depor

Luis Suárez lidera la borrachera goleadora del Barça al Deportivo
El Barça desplegó una pegada brutal en Riazor EFE
FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA 2015/2016

Jornada 34

DEPORTIVO

Manu Fernández, Laure, Sidnei, Fernando Navarro, (Fajr, m.57) Juanfran; Mosquera, Bergantiños, Cani (Fede Cartabia, m.59), Celso Borges (Jonás, m.70); Oriol Riera y Lucas

FC BARACELONA

Bravo, Alves, Bartra, Mascherano, Jordi Alba (Adriano, m.70); Rakitic, Sergio Busquets (Rafinha, m.71), Iniesta (Sergi Roberto, m.58); Messi, Suárez y Neymar.

GOLES

0-1, Luis Suárez (11'), a la salida de un córner, remata con la izquierda desde el interior del área pequeña. 0-2, Luis Suárez (24') supera a Manu tras una gran asistencia de Messi. 0-3, Rakitic (47') rentabiliza un gran pase de Luis Suárez. 0-4, Luis Suárez (53') sentencia otra asistencia de Messi. 0-5, Luis Suárez (64'), tras un pequeño error inicial, desborda a Manu. 0-6, Messi (72') recoge un pase letal de Luis Suárez. 0-7, Bartra (78') tras una espectacular acción individual. 0-8, Neymar (80') completa la tercera asistencia de Luis Suárez.

ÁRBITRO

De Burgos Bengoetxea (comité vasco). Mostró tarjeta amarilla a Cani (30') por derribar a Neymar;

INCIDENCIAS

Partido disputado en Riazor. Se guardó un minuto de silencio por los fallecidos tras el terremoto de Ecuador.
Tomàs Andreu
20-4-2016 | 21:56 H.
La Liga 2015-16 está un poco más cerca. La crisis del FC Barcelona, por el contrario, hoy parece un poco más lejos. Dos sentencias simples en función de un resultado, en concreto de la victoria aplastante frente al Deportivo en Riazor. El Barça de A Coruña no recuperó su juego espléndido, pero sí su pegada demoledora que le hizo mucho más reconocible. Nada que ver con el conjunto agotado, fallón y con tics de cierta apatía, tal y como había mostrado en las últimas jornadas.
Dos elementos a tener en cuenta: en primer lugar, con permiso del sancionado Piqué -Bartra por fin tuvo su oportunidad-, Luis Enrique, fiel a su estilo, volvió a apostar por el once inicial clásico, el de siempre. Ni rotaciones ni nada por el estilo. El segundo dato definitivo, el tridente resucitó, dio señales de vida. Y ya se sabe, cuando los Neymar, Messi y Luis Suárez aparecen no hay rival que se les resista. Y el Deportivo no fue una excepción.
Riazor lo tuvo claro desde el inicio en este Deportivo - Barcelona. El liderato del Barça no se cuestionaba frente al Deportivo y tanto Luis Suárez como Leo Messi se encargaron de advertir en los primeros diez minutos que no era el día más propicio para infligir a los azulgrana otra derrota liguera. El uruguayo, ganando la partida a Sidnei a la salida de un córner, abrió el marcador.
El Depor aún tuvo fuerzas para intentar replicar. La zaga azulgrana dio señales de debilidad pero Borges no tuvo su día y erró dos clarísimas oportunidades para restablecer la igualdad en el marcador.
El festival Luis Suárez ya estaba desatado. Un intento de chilena, que salió desviada, fue el preludio de la segunda diana del uruguayo, aprovechando una espléndida asistencia de Iniesta. La culminación de un planteamiento sencillo, con permiso de un Deportivo muy blando en sus sistema de contención.
Ajustadas las marcas en defensa, con un Iniesta disfrutando de una sorprendente libertad de movimiento, el tridente entró en juego como hacía semanas no se le recordaba.
No era cuestión de tocar nada, y Luis Enrique no lo hizo durante el descanso. Víctor tampoco supo encontrar un antídoto y, en consecuencia, la hemorragia del Deportivo fue a más con un Luis Suárez desatado. Una asistencia espectacular del uruguayo, que Rakitic no perdonó y marcó gol, y el hat trick del propio uruguayo acabaron con el fantasma de las últimas remontadas del Deportivo frente al Barça.
Solo con el 0-4, Sergi Roberto entró dando descanso a Iniesta. Daba lo mismo, era la noche de Luis Suárez. El póker estaba a tiro y el killer no lo dejó escapar. Tras varias semanas de sequía, en Riazor se desquitó a lo grande, recuperando sensaciones y terreno respecto a todos los rivales en la batalla por el Pichichi y Bota de Oro. Con Luis Suárez y el tridente 'on fire', todo es posible en esta recta final de campeonato.
Respiro generalizado, incluso para Luis Enrique, que se atrevió con los tres cambios -Adriano y Rafinha disfrutaron de minutos-. Final de puro trámite, solo a expensas del registro goleador del Barça y de las genialidades de Luis Suárez. Por ejemplo, su dribling previo a la asistencia a Leo en el 0-6.
Bartra y Neymar se sumaron a la fiesta azulgrana. El central, con un slalom impresionante, y el brasileño completando la aparición goleadora del renacido tridente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario