2017/8

2017/8

sábado, 23 de enero de 2016

MÁLAGA 1-2 BARÇA. JORNADA 21

Messi sale al rescate en Málaga

Leo Messi le dio al Barcelona los tres puntos en la Rosaleda después de una primera parte para olvidar. Tres puntos vitales antes del duelo del próximo sábado en el Camp Nou ante el Atlético de Simeone

Messi sale al rescate en Málaga
Messi sumó su undécimo gol en Liga Javi Ferrándiz
FICHA TÉCNICA

Liga BBVA:

Jornada 21

Málaga

Kameni; Rosales, Angeleri, Wellington (c) (Duda, 82'), Torres, Camacho, Recio (Fornals, 69'), Juanpi, Chori Castro, Cop (Santa Cruz, 80') y Charles

FC Barrcelona

Bravo; Aleix Vidal, Mascherano, Vermaelen (Mathieu, 46'), Adriano (Sergi Roberto, 72'); Busquets, Arda Turan, Iniesta (c); Messi, Luis Suárez y Munir (Rakitic, 56')

Goles

0-1 minuto 1. Munir.Pase de Messi a Luis Suárez, que arranca en fuera de juego y cede el balón a Munir que solo debe empujar el balón al fondo de la red.; 1-1. Minuto 31. Juanpi. Enésimo error de defensivo del Barcelona, el balón llega a Juanpi y bate por bajo a Bravo; 1-2. Minuto 51. Messi. Centro de Adriano desde la izquierda y Leo con un gran remate desde dentro del área bate a Kameni; 

Arbitro

Clos Gómez (del colegio aragonés). Mostró tarjetas amarillas a Charles (24') por simular una caída; Vermaelen (44') por derribar a un contrario, a Messi (64') por entrada sobre Camacho; a Turan (70') por entrada a Rosales, a Fornals (85') por derribar a Iniesta; a Duda (90+3) por derribar a Messi 

Incidencias

 La Rosaleda.30.000 espectadores. Camacho tuvo que ser atendido con una brecha en la cabeza
Francesc de Haro
23-1-2016 | 18:04 H.
Ni el mejor guionista hubiera escrito un mejor inicio para el Barcelona en su visita a la Rosaleda, Primer minuto de juego, primera acción sobresaliente de Messi que cede a Luis Suárez. El uruguayo realiza una gran jugada individual, posiblemente en fuera de juego, llega hasta la línea de fondo y cede el balón a Munir que solo debe empujarlo al fondo de la red. Un gol en el primer minuto que debía servir para que el Barcelona se asentase, ejerciese su dominio y setenciara rápidamente el partido. Pero no ocurrió nada de eso. El Barcelona se durmió y el Málaga empezó a dominar la situación y a acosar el marco de Bravo. Los azulgrana parecían dormidos, el centro del campo no dominaba el balón, los delanteros desaparecieron y la 'nueva' defensa (Aleix Vidal, Mascherano, Vermaelen y Adriano) hacía aguas y se complicaba la vida en la salida del balón. Todo ello permitía al Málaga y a su afición creer que la remontada era posible y que este Barça no era el mismo que había dado toda una lección en San Mamés,, tres días antes
La prueba que el Málaga se lo creía era que el balón siempre estaba en el campo del Barcelona. El equipo de Javi Gracia avisó en el minuto 11 con un cabezazo de Charles que salió a corner y dos minutos después un trallazo desde fuera del área de Chori Castro se estrelló en el poste después de que la tocase Bravo. ¿Y el Barcelona? Desaparecido en combate. Busquets perdía más balones de lo habitual, Iniesta y Turan ni se les veíay Messi parecía que las molestías físicas parecían pasarle factura. La afición daba alas a los locales que de tanto insistir encontraron premio en el minuto 31. Un doble error de Busquets y Mascherano permitió a Juanpi encontrarse con un balón en el área que le permitió batir al portero azulgrana después de que el balón tocase a Mascherano.

Ocasión perdida

El gol despertó al Barcelona. El equipo de Luis Enrique se dio cuenta que debía hacer algo más si quería volver a la Ciudad Condal con los tres puntos y romper con la racha de dos salidas consecutivas con empate (Valencia y Cornellà). Empezaron a tratar mejor el balón, a buscar más a los delanteros, a acercarse a los dominios de Kameni, Incluso presionaron la salida del balón del Málaga algo que no habían hecho en los minutos anteriores.
Prueba de esa mínima intensidad fue la segunda ocasión azulgrana en estos primeros cuarenta y cinco minutos. Un contyragolpe conducido por Messi, que cede a Munir, El madrileño dispara y Kameni desvía el balón que queda muerto, Messi llega pero su disparo es despejado por Wellington cuando el gol parecía un hecho. Era de la demostración de que por poco que hiciera, el Barcelona era capaz de crear ocasiones, La lastima era que en los anteriores minutos, los azulgrana no habían hecho acto de presencia y así es muy difícil ganar los partidos.

Mas control

La segunda parte se inició con un Barcelona diferente. Seguro que en el vestuario Luis Enrique les hizo ver a sus jugadores que jugando de esa manera sería imposible ganar. El técnico asturiano dejó en el banquillo a Vermaelen y dio entrada a Mathieu. Los azulgrana salieron presionando y el Málaga se quedó en su área esperando sorprender a los catalanes en un contragolpe. Empezó a aparecer Iniesta y Messi y cuando ellos aparecen el Barcelona empieza a parecerse a él mismo, Lo probó Messi en un lanzamiento de falta y Leo encontró premio a los seis minutos de este periodo, Un centro de Adriano (lo meior que hizo durante este partido) fue rematado de forma acrobática por el delantero argentino que sumó su undécimo gol en Liga,
Luis Enrique, con el marcador a favor, decidió dar entrada a Rakitic por Munir con el objetivo de tener más la posesión del balón con más gente en el centro del campo. Acertó el asturiano porque la posesión del balón era azulgrana y siempre en terreno malacitano. También es verdad que este claro dominio no se traducía en ocasiones pero por lo menos se evitaba que las tuviese el equipo local. Los azulgrana ya no jugaban para atrás y era el Málaga, muy cansado, quien tenía que correr detrás del balón. La mejor oportunidad del Málaga llegó a balón parado con un remate de Camacho bien desviado por Bravo.
A medida que pasaban los minutos, el Málaga adelantó la presión más adelante, lo que volvió a complicar la salida del balón de los azulgrana. El equipo de Gracia dejaba más espacios. Rosales (77') lo probó desde lejos demostrando que el Málaga había despertado y buscaba el empate. En esos espacios pudo ampliar el marcador Messi que disparó desviado un buen servicio de Busquets. El Málaga quemó las últimas naves dando entrada a Roque Santa Cruz y Duda. Charles volvió a probarlo en el 84. De nuevo Messi pudo marcar (87') pero otra vez Kameni le desvió su disparo.
Al final, el Barcelona se reencontró con la victoria fuera del Camp Nou en la Liga. Algo que no ocurría desde el Santiago Bernabéu, un triunfo que dio la vuelta al mundo. Esta victoria no lo hará pero también vale tres puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario