2016/17

2016/17

domingo, 14 de febrero de 2016

BARÇA 6-1 CELTA. JORNADA 24


Gran traca final con homenaje a Cruyff

El Barça decidió en la recta final y dejó para la historia la transformación de un penalti inventado por Johan

Gran traca final con homenaje a Cruyff
Messi celebra uno de los goles del Barça AFP
FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

FC BARCELONA

Bravo, Alves (Aleix Vidal, 60'), Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Busquets, Sergi Roberto (Rakitic, 60'), Iniesta (Arda, 77'), Messi, Suárez y Neymar

RC CELTA

Sergio, Jonny, Hugo Mallo, Cabral, Planas; Wass (Pape, 83'), Radoja, Pablo Hernández (Marcelo Díaz, 64'), Beauvue, Señé y Guidetti (Drazi, 77')

Goles

1-0, Messi, minuto 28; 1-1, Guidetti, de penalti, minuto 39; 2-1, Suárez (59'); 3-1, Suárez (75'); 4-1, Suárez, (82'); 5-1, Rakitic (84'); 6-1, Neymar (90')

Arbitro: Hernández Hernández (canario)

Tarejtas amarillas a Cabral (10'), Planas (26'), Hugo Mallo (41')

Incidencias

Camp Nou, 72.580 espectadores
Jordi Gil
14-2-2016 | 22:23 H.
El FC Barcelona sigue comandando la Liga con solvencia y endosó seis goles al Celta en un último cuarto de hora antológico en el que marcó cuatro goles. El mejor de todos fue un penalti culminado por Suárez, tras pase de Messi desde los 11 metros a Luis, como diseñó el maestro Johan Cruyff en su época. Una obra excepcional como homenaje al holandés, que está luchando contra un cáncer.
El Barça arrancó con una única novedad en el once. Sergi Roberto obtuvo su justa recompensa y Rakitic descansó. Un cambio de hombre, pero no de idea. Igual ocurrió en el Celta. Las bajas no alteraron el planteamiento de Berizzo, que salió con Wass y Guidetti arriba, arropados en las bandas por Beauvue y Señé. Su intención era realizar la presión alta  con estos  cuatro  jugadores y dificultar la  salida  de  balón blaugrana. Una  estrategia que volvió a ser muy incómoda para los de Luis  Enrique.
El Celta se jugaba el todo por el todo en las recuperaciones en campo contario y así fue  como generaron la primera ocasión de gol en un remate de Señé rozando el poste. El Barça necesitaba enchufarse y lo hizo de  la mano de  un Iniesta que recuperó como un jabato un balón en ataque, lo sirvió a Neymar y el brasileño vio como  Sergio despejaba su vaselina.
El Barça percutía con arrancadas individuales, con un Messi que poco a poco se entonaba, pero el Celta no se  venía abajo y Bravo tuvo que volar para detener un  remate del exblaugrana  Planas, que había abandonado su posición de lateral  izquierdo en una demostración del despliegue ofensivo  del  cuadro vigués.

Genialidad de Messi

Las  alegrías celestes se interrumpieron a  balón parado y con el  genio de Messi. Leo  lanzó una falta a la escuadra que entró como un obús. Un golazo que dio paso a otro aviso vigués. Beauvue conectó una volea impresionante que encontró a  Bravo y el aplauso del  Camp Nou por su plasticidad.
La  pelea del Celta  tuvo finalmente  su premio  en un balón luchado por Guidetti, que le robó la cartera a Jordi Alba y el lateral hizo un claro penalti.  Bravo ya no pudo hacer nada para detener la pena máxima del  sueco, que vino acompañada de una provocación innecesaria al público poniéndose las manos en los oídos.
El tridente no estaba fino en sus combinaciones, pero no  faltaban las ganas. La garra de Luis Suárez  dio un arreón a los últimos compases del primer tiempo al que se llegó con las tablas.

Neymar despierta

El arranque del segundo tiempo no pudo ser más esperanzador. Neymar por fin rompió, llegó a la línea de fondo y el remate final de Suárez se marchó lentamente al poste, mientras Sergi Roberto no lograba a empujar el rechace. Una buena manera de intimidar al Celta, aunque seguía faltando continuidad. El equipo no tenía la finura de otras noches, pero no se rendía.
Sergio salvó a su equipo a un tiro franco de Iniesta y ya no pudo hacer nada ante otra jugada mágica de Messi. El argentino levantó un balón de cuchara para Suárez, quien marcó por alto con seguridad.
El partido entró a partir de entonces en una fase menos trepidante, aunquqe no exenta de peligro, El Celta continuaba lanzando zarpazos a través de la pelea de Guidetti y los trallazos de Wass, que pusieron el corazón en un puño al Camp Nou. La entrada de Rakitic y Aleix Vidal no se notó demasiado, sobre todo porque el lateral estuvo varios minutos renqueante por un golpe.

penalti histórico

El Barça no se podía permitir el lujo de llegar a la recta final con el marcador en el aire. Messi lo sabía y, desde la mediapunta, hizo el eslálom, sirvió a Neymar, el brasileño regateó a Sergio y Suárez machachó en la línea. Otro gran gol para sentenciar. Pero la sorpresa de la noche estaba por venir. Jonny hizo un penalti clarisimo a Leo. El argentino plantó el balón, corrió lentamente a lanzarlo...¡y pasó el balón a Suárez! El uruguayo marcó en la plasmación de un penalti inventado por Johan Cruyff.
El Barça no se quedó parado en este punto. Neymar lo intentaba una y otra vez, enloquecía al Camp Nou, pero fue Rakitic quien hizo el quinto tras un pase de lujo de Suárez. La fiesta no era completa sin el gol de Neymar y en el descuento llegó la rúbrica y el dellirio total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario