2016/17

2016/17

miércoles, 17 de febrero de 2016

SPORTING 1-3 BARÇA. JORNADA 16

Sporting - FC Barcelona: El torbellino azulgrana sigue imparable

Messi marcó el camino con dos dianas y Suárez sentenció con un trallazo

Sporting - FC Barcelona: El torbellino azulgrana sigue imparable
Messi se lució con dos goles Ignasi Paredes
FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

JORNADA 16

Sporting

Cuéllar, Lora, Lichnovsky, Jorge Meré, Canella, Nacho Cases, Omar Mascarell; Pablo Pérez (Isma López, 68'), Halilovic, Alex Menéndez (Álex Barrera, 73') y Carlos Castro (Jony, 67')

FC Barcelona

Bravo, Aleix Vidal, Piqué (Bartra, 80'), Mathieu, Addriano, Busquets (Mascherano, 80'), Rakitic, Arda, Messi, Suárez y Neymar

Árbitro

De Burgos Bengoetxea (vasco). Tarjetas amarillas a Meré (60'), Busquets (77') y Canella (90')

Goles

0-1,  Messi (24'); 1-1, Carlos Castro (26'); 1-2, Messi (30'); 1-3, Suárez (66')

Incidencias

El Molinón, 28.140 espectadores
Jordi Gil
17-2-2016 | 20:21 H.
El Barcelona se impuso al Sporting y continúa imparable hacia el título de Liga. El equipo blaugrana se midió a un rival que jugó con mucho entusiasmo, que le puso ganas, pero con escasas opciones de hacer daño. El Barça sabía que no podía fallar y liderado por un gran Messi sentenció con autoridad.
El partido tuvo el guión marcado desde el pitido inicial. Las alineacione sorprendentes de ambos entrenadores no alteraron la idea prefijada. El Barça llevó la iniciativa y el Sporting se encerró en su propio campo. Luis Enrique cambió a los laterales, entraron Aleix y Adriano, y Arda ocupó la posición de interior zurdo de Iniesta. Abelardo reservó a medio equipo pensando en el vital partido del sábado ante el Betis y se jugó la baza de Halilovic como enganche, articulando las contras que se pudieran presentar.

Monólogo azulgrana

El partido pronto se convirtió en un monólogo barcelonista. El Sporting puso el autobús y era difícil encontrar líneas de pases por dentro. Rakitic lo probó desde lejos, mientras que el Sporting avisó con una contra de Álex Menéndez culminó rozando el poste. Las vías de penetración eran excasas, pero Neymar fue capaz de ver una ruptura de Suárez y Cuéllar evitó el gol en el mano a mano.
El partido se animó de golpe cuando Messi decidió acelerar. Leo vio que un Sporting tan retrasado se podía fracturar desde la media distancia y así fabricó el primer gol. El argentino avanzó sin oposición y conectó un zurdazo colacado que entró con elegancia. Un tanto que podía significar un mazazo para el Sporting, pero los de Abelardo reaccionaron de inmediato. Sin tiempo a que el Barça degustara el gol, Álex Menéndez se internó por la derecha y buscó el segundo palo, donde Adriano no estaba ni se le esperaba para cerrar y Carlos Castro empujó a la red.
Los minutos de locura siguieron con Messi al mando. Leo leyó un desmarque de Suárez, que protegió el balón ante los centrales, lo dejó atrás y el argentino entró con convicción para lanzar un punterazo por encima de la cabeza de Cuéllar.

Rosca a la cruceta

Al Barça no quería que le pasara lo mismo que tras el primer tanto y apretó en busca del tercero. Messi volvió a probarlo desde el límite del área, aunque Cuéllar llegó en esta ocasión. El rechace cayó en los pies de Neymar, quien probó una rosca de alta escuela que chocó contra la cruceta. El brasileño estaba desatado y la primera mitad acabó con otro intento que salió demasiado cruzado.
Los minutos de tanteo de inicio del segundo tiempo acabaron con un disparo de Omar Mascarell. A partir de entonces, el Barcelona volvió a desatar las hostilidades. Messi envió un pase de lujo de cuchara a Suárez y Cuéllar tocó la pelota con la punta de los dedos para evitar el gol. Halilovic, aún con aliente, lo intentó y casi fuerza un penalti ante un Arda que tocó el balón antes del derribo por milímetros.

otro penalti fallado

El penalti que sí fue señalado fue de Cuéllar, quien arroló a Neymar cerca del latera del área. Suárez fue el encargado de lanzarlo y, ésta vez sin frivolidad, vio como el meta del Sporting le adivinaba la intención. Una ocasión perdida que hizo sacar el orgullo del uruguayo para inventarse un golazo poco después. Aleix le sirvió un gran balón, Luis se reolvió y con la zurda la cruzó de palo a palo.
Un golazo que derrumbó las esperanzas gijoneses y que pudo dar pie a más goles con un poco más de acierto. Un Arda especialmente fallón desperdió la oportunidad del caurto tras otro pase genial de Messi al no empalmar bien en el área pequeña.
El Barça se dedicó a conservar su ventaja en los minutos finales sin exponer. Busquets forzó la quinta amarilla y descansó, al igual que Piqué. Fue un final plácido para un partido en el que estaba prohibido fallar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario